La locura de hacer tu propia tarta de boda

Hace unos días me casé. Y para variar, se me ocurrió la locura de hacerme la tarta yo misma…

Jesús pensaba que iba a ser un desastre, que a última hora todo se iba a ir a tomar viento, y con los nervios que iba a tener saldría hecha un churro… Pero no un churro rico, un churro malo.

Aunque yo en parte le daba un poquito de razón… Seguía empeñada en hacerla. Además no una de estas tartas hechas con cuajada o flan de sobre (esas que te salen sí o sí), yo quería la reina de las tartas, la señorona del azúcar, la maravilla más esponjosa que he probado: UNA RED VELVET.

Con esa idea, me apunté al curso de repostería americana 2 de Alma. Y a pesar de hacerla con ella, ver videos, leer recetas y googlear imágenes de redvelvet en internet, yo seguía con alguna reticencia.

¡Y llegó el día de la boda! Bueno, a ver… más bien llegó la mañana antes de la boda donde tenía que hacer la tarta, terminar de empaquetar las mermeladas de tomate y pimiento, que eran el regalo para los invitados (y que sí… que yo misma hice con ayuda de mi queridísima vecina.), llevarla al restaurante junto con las minutas y las tarjetas donde aparecen los nombres, con los muñequitos de la tarta y los nombres de My White Cook Book, recoger a mis padres y hermano, comer con ellos, enseñarles un poquito de Madrid, merendar con mis suegros… Vamos, que estaba yo muy tranquila y sin nada que hacer, vaya.

Pero a pesar de todo esto, salió. Y no se si fue por la gente tan especial que me acompañaba, por el día tan especial que fue, por tener el mejor marido del mundo, la mejor estilista, llevar el vestido más bonito que jamás haya podido tener, o todo en conjunto, pero tengo que decir me pareció la tarta más rica que he probado en toda mi vida.

Captura de pantalla 2015-12-08 a las 17.54.35

El video de la receta de la tarta maravillosa, aquí. Como casi siempre, de Alma.

Esta vez no hay unas fotos con el paso a paso… Pero estaba yo pa cámaras ese día…

Os copio ingredientes de la receta de canal cocina.

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • 120 ml de aceite de oliva suave
  • 320 g de azúcar
  • 2 Huevos
  • 2 cucharadas rasas de cacao sin azúcar
  • 1 cucharadita de colorante en pasta rojo (Sugarflair Extra Red)
  • 3 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 250 ml de leche
  • 2 cucharaditas de zumo de limón
  • 300 g de harina
  • 1 cucharadita de bicarbonato de soda
  • 2 cucharaditas de vinagre blanco
  • Para el relleno y decoración:
  • 250 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 600 g de azúcar glas
  • 250 g de queso crema

    PREPARACIÓN DE LA RECETA

    Para preparar la receta de Tarta Red Velvet:

    Precalentamos el horno a 180ºC.
    Para sustituir el suero de leche o buttermilk vamos a echarle un chorrito de limón a la leche. Reservamos.
    Engrasamos y enharinamos los moldes o los rociamos con spray desmoldante.
    Por otro lado, en un bol, batimos el aceite, el azúcar y los huevos hasta que estén bien integrados. Le añadimos el cacao tamizado y mezclamos de nuevo. Incorporamos un chorrito de leche con el limón y removemos.
    Añadimos progresivamente la harina tamizada y, a continuación, el resto de leche con limón sin dejar de remover.
    Seguido, en un vasito, mezclamos el vinagre con el bicarbonato de soda. Cuando burbujee, lo agregamos a la mezcla anterior.
    Cuando la mezcla sea homogénea, añadimos el extracto de vainilla y el colorante rojoajustando la cantidad para lograr la intensidad necesaria.
    Pesamos la masa resultante y la dividimos a partes iguales en dos moldes redondos.
    Horneamos a 180ºC durante 25-30 minutos o hasta que los moldes del bizcocho se separen del molde y al introducir un palillo éste salga limpio.
    Pasado el tiempo, desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.
    Por último, vamos a preparar la crema. Para ello, tamizamos el azúcar glas y lo mezclamos en un bol con la mantequilla en pomada. Batimos a máxima velocidad durante 5 minutos o hasta que la mezcla aumente su volumen, se aclare y tenga una textura parecida a la del helado.
    Agregamos a la crema el queso y batimos durante 3 minutos más. Introducimos la crema en una manga pastelera con una boquilla redonda grande.
    Igualamos los bizcochos con una lira o cuchillo y procedemos a rellenarlos con la crema.
    Disponemos una capa de bizcocho y realizamos puntos con la manga en forma de círculo. Tapamos con la otra capa de bizcocho y la decoramos en forma de pétalos.
    Espolvoreamos migas de los cortes del bizcocho con la ayuda de un colador.
    Servimos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s